Contacto – info@scnr.si

Srečko Gaser

Srečko Gaser nació el 14 de marzo de 1930 en Jesenice como el primer hijo de Albin y Francka Gaser. El padre era obrero en la fábrica siderúrgica en Jesenice y el representante de la asociación yugoslava de obreros Jugoslovanska radnička zveza (JRZ), por lo cual obtuvo un empleo en Belgrado. En noviembre de 1940 la familia se mudó de Belgrado a Kranj. Al iniciarse la guerra, los alemanes ocuparon esa ciudad y confiscaron la oficina en la que trabajaba el padre. Por eso estaba en paro durante un tiempo, y después trabajaba dos años en la caja del seguro de enfermedad. Posteriormente trabajaba en la tienda de comestibles Julius Meinl en la que fue encargado de distribución de café. Los partisanos lo invitaban varias veces que los acompañara, pero eso no fue su deseo. Más tarde lo invitaron también los miembros de la Guardia Nacional y juntos establecieron el puesto de la Guardia Nacional en Kranj. El padre era un anticomunista inquebrantable.

A finales de guerra su familia se retiró a Carintia. Consigo llevaron un poco de comida y se fueron en una carreta hasta Tržič, de ahí continuaron hacia Celovec / Klagenfurt y más tarde a Vetrinj / Viktring. En su camino varias veces toparon con los partisanos. Los miembros de la Guardia Nacional tuvieron que entregar todas las armas a los ingleses. Al padre lo eligieron en Vetrinj como el representante para el distrito de Radovljica y llegó a saber que a los miembros de la Guardia Nacional los estaban devolviendo a Yugoslavia. En Vetrinj permanecieron aproximadamente dos meses. Posteriormente a una parte de los refugiados la dislocaron a Lienz, y de ahí a Špital. En el campo de refugiados Srečko se educaba en un liceo, era escultista y en general no dejaba de estar activo. Aprendió la profesión de soldador.

Desde Carintia la familia se fue de viaje hasta Argentina. Tardaron tres semanas en llegar y se alojaron en el hotel Emigrant. El padre decidió irse a Córdoba, ya que ofrecía un clima más favorable para su salud. Pero no obtuvo un empleo y murió al cabo de un año. Srečko obtuvo un empleo en una fábrica de latas. Su futura esposa Helena Arnež ya había conocido en el campo de refugiados en Carintia. Todo el tiempo intercambiaban las cartas. Cuando lo visitó en Argentina, se casaron por lo civil. De ahí se fueron juntos a Norteamérica y se casaron también en una iglesia. Srečko obtuvo un empleo en América y trabajó hasta que cumplió ochenta años. Tuvieron cuatro hijos, y más tarde también nietos. A pesar de todos los obstáculos que llegó a vivir, Srečko era contento de poder vivir en paz y libertad.


Grabado: 14 de octubre de 2011, Cleveland (EE. UU.)

Conversación conducida por: Marta Keršič, cámara: Jelka Piškurić

Preparación para la publicación: Marta Keršič