Contacto – info@scnr.si

Rudi Kolarič

Rudi Kolarič nació el 21 de marzo de 1932 en una familia exitosa de comerciantes en Brezovica pri Ljubljani. Su padre Rudolf y la madre Marija empezaron a comerciar en 1931. Antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial, además de la sede en Brezovica tenían también una sucursal en Dragomer y otra en Notranje Gorice. Vivían una vida ejemplar y eran contentos. Los padres eran muy amables con todos los clientes, por lo cual eran muy respetados. Cuando sucedió la ocupación por parte de Alemania e Italia, tenían miedo; la presencia del ocupante no agradaba a nadie.

Justo entonces surgió Osvobodilna fronta a la que muchos consideraban una organización salvadora y también la familia de Kolarič los apoyaba. La fecha decisiva era el 13 de junio de 1942, cuando recibieron la noticia sobre la violencia cruel cometida por parte de los partisanos y el asesinato de los jóvenes y el padre de la familia Mravlje de Brezovice. La violencia partisana continuó, por lo cual la gente se indignaba cada vez más por los actos de la OF. Llegaron a entender que detrás de ella se escondía el comunismo y que la OF no luchaba contra el ocupante. Al contrario, provocaba un mal nuevo y todavía más horroroso.

Después de la desintegración de Yugoslavia, al padre de Rudi lo enviaron al cautiverio alemán. En la casa se quedaron sólo mujeres y Rudi se acuerda que temían que los partisanos iban a matarlos. La OF con sus actos contra la gente inocente provocó la formación de guardias cívicas cuya tarea exclusiva fue la autodefensa. Todos los que no estaban a favor de la OF fueron incluidos en la lista de eliminación. Según Rudi, fue la OF quien inició la violencia, y eso es lo que ningún pueblo civilizado puede aceptar.

Rudi jamás regresó a casa cuando en 1945 abandonó la patria y se fue al exilio. Siente una gran morriña, pero la presencia de la familia y amigos le ayuda a superarla con más facilidad.


Grabado: 13 de octubre de 2011, Cleveland (EE. UU.)

Conversación conducida y grabada por: Marta Keršič

Preparación para la publicación:  Marta Keršič