Contacto – info@scnr.si

Jože Gorenc

Jože Gorenc nació el 26 de marzo de 1933 en la aldea Mali Podlog cerca de Krško, como el sexto hijo en la familia. Se ganaban la vida con agricultura. Cuando cumplió apenas dos años y medio, ya se quedó sin padre. A los cuatro años era pastor, y a los seis lo matricularon en escuela. Sus asignaturas preferidas eran matemática, física y química y siempre sacaba excelentes notas. Desde la niñez mostro el interés por la técnica, por lo cual quería llegar a ser cerrajero. Su educación la interrumpieron los alemanes con el ataque a Yugoslavia en abril de 1941, lo que era un gran hito para Jože y su familia. Un gran río de los desterrados los trajo al Tercer Reich, y se fueron a un «viaje» de internación en los campos de trabajo alemanes que duró varios años.

Los familiares estaban en contra del ocupante italiano y alemán, pero también sabían cómo Stalin con Hitler atacó a Polonia y que estos dos sistemas jamás serán amistosos uno con el otro, porque eran demasiado excluyentes. Su fuente de noticias era la revista Slovenec, también leían el periódico Bogoljub.

De la aldea de Jože, en la que habían vivido aproximadamente 120 aldeanos, desterraron prácticamente a todos. De la familia Gorenc todos se fueron de viaje, excepto la hermana mayor que en esa época trabajaba en Liubliana. Se fueron en tren desde Rajhenburg a través de Maribor y Viena hasta el campo de trabajo en Alemania, ubicado a orillas del río Elba.

Jože y su familia fueron internados en cinco campos de trabajo en los que pasaron cuatro años de guerra. Las condiciones de vida eran diferentes de campo a campo. Los prisioneros tenían que trabajar, comida era mala, también tuvieron que interrumpir la educación. Por un tiempo Jože era pastor, distribuía los periódicos, también tuvo la posibilidad de pasar tiempo con otros niños de campo de trabajo. En los campos de trabajo estaban internados sólo los eslovenos. Con los gestores de los campos de trabajo no tenían malas experiencias, pero sí las tuvieron con sus ayudantes.

El viaje a casa para los prisioneros empezó el día 7 de mayo de 1945; viajaron vía República Checa, Hungría, Serbia y Croacia. Llegaron en día de Fiestas Juninas, el 24 de junio de 1945. El gobierno comunista de posguerra tampoco era indulgente con ellos. El sufrimiento que Jože llegó a vivir lo convenció más aún que una sociedad justa es posible construir sólo con base en honestidad de cada individual. No es posible sostener ningún sistema en las falsedades.


Grabado: marzo de 2021, Študijski center za narodno spravo (Centro de Estudios para la Reconciliación Nacional), Liubliana (Eslovenia)

Entrevista realizada por: Marta Keršič, cámara: Mirjam Dujo Jurjevčič

Preparación para la publicación: Marta Keršič y Mirjam Dujo Jurjevčič