Contacto – info@scnr.si

Ivanka in Stanislav Vidmar

Stanislav Vidmar nació el 9 de octubre de 1922 en Gradenc cerca de Žužemberk. Durante la ofensiva en Rog los italianos lo llevaron a la internación en Rab. El 7 de enero de 1943 lo mandaron a Treviso, y más tarde, el 28 de febrero de 1943 lo trasladaron a Visco.
El vicario apostólico de Žužemberk envío una solicitud para que lo dejen ir de la internación. Así fue como Stanislav llegó a su casa. Después de la capitulación de Italia, primero se escondía ante partisanos, y luego se fue a su hermana que vivía en Rebrce cerca de Zagradec. Ahí se estaba escondiendo durante un tiempo con otros jóvenes, y luego una mujer los llevó hasta la frontera alemana, para que se reunieran con los miembros de la Guardia Nacional. Hasta finales de la guerra Stanislav estuvo en la 2da batería en el Castillo de Liubliana, en artillería. Terminó también el curso de telefonía. Abandonó Eslovenia el 7 de mayo de 1945 para irse a Vetrinj / Viktring. No se despidió de sus familiares. Cuando a los miembros de la Guardia Nacional los devolvían de ahí, Stanislav subió al camión, pero cambió de opinión. Bajó del vehículo y así fue como se quedó en Vetrinj. El 3 de junio de 1945 se fue a Golšovo / Göltschach. Ahí trabajaba en una granja hasta el junio de 1949. Pensaba irse a Canadá, pero perdió el plazo de inscripción para los refugiados que querían irse a ese estado. Por eso se fue al campo de refugiados Špital y tres meses más tarde a Pusamitz, donde se quedó hasta el inicio del marzo de 1950. Luego regresó al campo de refugiados Špital y se quedó ahí hasta que se fue a los Estados Unidos de América el 27 de abril de 1950.

A dos de sus hermanos lo mataron: a Jože lo mataron los italianos, y a Miha lo devolvieron de Carintia y fue matado en Teharje. El hermano Božidar sobrevivió la guerra y murió en Rijeka. También tenía a dos hermanas – Marija e Ivanka que asimismo ya son difuntas. Su padre Jože Vidmar murió en 1952 – la última vez cuando lo vio fue en la Pascua de 1945. Su madre Marija había muerto ya en 1937. A su esposa Ivanka la conoció en Cleveland. Jamás regresó a Eslovenia.

Ivanka Vidmar, de nacimiento Ovsenik, nació el 24 de junio 1928 en Predoslje en Alta Carniola. Era la hija mayor en la familia. Terminó la primaria y trabajaba en casa. Antes de la guerra, su padre Janez Ovsenik era alcalde de renombre y anticomunista. Los alemanes no dislocaron a la familia, porque el nuevo alcalde tenía buenos contactos con ellos y medió para que la dejaran en paz. Intercedió para la familia, así que se quedaron en su hogar. El padre colaboraba con los miembros de la Guardia Nacional y los chétniks.

En 1944 los partisanos tocaron en su puerta. Al padre le ordenaron que se fuera con ellos, pero él le dijo que no iba y que hicieran lo que quisieran ante los hijos, para que los hijos supieran dónde estaría sepultado. Un partisano se le acercó, puso la pistola en su corazón y dijo: «Justo eso es lo que puede suceder.» En el mismo instante llegó la madre con el bebé en los brazos y gritó, por lo cual el partisano se sobresaltó, salió de la casa, regresó y dijo: «Hemos concluido: vamos a esperar para que el hijo crezca un poco.» Después de eso saquearon la granja y se fueron.

Más tarde al padre lo llevaron los alemanes y lo encerraron en el campo de concentración en Ljubelj, en el que trabajaba hasta el fin de la guerra. Después de la guerra vinieron por él los miembros de la Guardia Nacional; si no, los partisanos lo habrían matado. Ivanka se fue con él de la casa el 9 de mayo de 1945 y se retiró a Carintia austríaca, a Vetrinj / Viktring. Resultó que en aquel entonces la madre dio a luz apenas catorce días antes, por lo cual se quedó en la casa con los hijos. Padre e Ivanka estaban alojados en Vetrinj, en la parte del campo de refugiados civiles. Era difícil, pasaban hambre. Ivanka entonces tenía diecisiete años. De Vetrinj se fueron a Šentvid ob Glini / St. Veit an der Glan, a Kellerberg, y luego al campo de refugiados Špital donde trabajaba en cocina y taller de costura. Decidió volver a casa, pero un día antes de partida la madre le envió la carta con la que la hizo cambiar de opinión, así que se quedó en el campo de refugiados. Ella y su padre se fueron en 1949 a América con el estatus de refugiados. Su patrocinador era un esloveno que tenía una mujer enferma y había sido acordado que Ivanka iba a trabajar como su cuidadora, pero la señora entretanto falleció. El Dr. Miha Krek arregló para que pudieran irse a trabajar en una granja. Ahí se quedaron seis semanas y trabajaban sin pago. Luego se fueron a la casa de sus amigos en Cleveland y encontraron empleo. Ivanka trabajaba como costurera. La madre, dos hijas y dos hijos (Nežka, Cvetka, Marjan y Tone) llegaron a América en 1957, mientras que tres hijos se quedaron en casa. El padre e Ivanka se reencontraron con la madre después de doce años.


Grabado: el 23 de noviembre de 2016, Cleveland (EE. UU.)

Conversación conducida y grabada por: Renato Podbersič

Preparación para la publicación:  Mirjam Dujo Jurjevčič