Contacto – info@scnr.si

Ivan Žnidar

Ivan Žnidar nació el 19 de mayo de 1920 en Suhadole cerca de Komenda. En familia nacieron siete niños, de los cuales dos murieron prematuramente. El padre era costurero. Después de la primaria, Ivan aprendió el oficio de peluquero y empezó a trabajar en 1936. También era secretario de Fantovski odsek (departamento de gimnasia para muchachos) que al iniciarse la guerra dejó de existir. Cuando los alemanes deportaban a los clérigos e intelectuales, a él también lo visitaron de policía alemán y lo interrogaron. Lo movilizaron en el ejército alemán el 30 de marzo de 1943. Estaba en entrenamiento en Alemania en Lenggries cerca de Múnich durante catorce días, y después de eso lo enviaron a Francia, al sur de Paris en la ciudad Dijon. Ahí permanecieron cuatro meses en las maniobras militares. Regresó a Lenggries, pero porque era incapaz para la guerra debido a las dificultades oftalmológicas, lo enviaron a Freising, a cuarenta kilómetros de Munich. Ahí hacía de todo: trabajaba en construcción, como guardia, trabajaba en una panadería y también trabajaba como barbero.

Estaba en la lista para ir a la frente con Rusia, pero solicitó las vacaciones que le pertenecían y se las otorgaron. Así se salvó de la frente oriental. Se fue a su casa, aunque eso estaba prohibido, ya que existía el peligro de alistarse a los partisanos y no regresar. Unos días después de la llegada a casa, los partisanos sí llegaron una noche a su puerta y le amenazaron que iban a irrumpir en la casa si no abriera. Demandaban de Ivan que se vaya con ellos, pero se excusaba que era incapaz para ser soldado. Le dijeron que regresarían que decidiera hasta entonces. Pero, Ivan decidió volver a Alemania a su unidad. Los oficiales alemanes se llevaban correctamente con los movilizados eslovenos. Él no tenía ninguna dificultad, lo consideraron como soldado alemán.

El día 7 de enero de 1944 su unidad se fue a Grecia y se detuvo en Ioánina. Ivan se ocupaba ahí con los trabajos menos exigentes; trabajaba en una panadería y de guardia. En 1944 se enfermó de malaria. Lo enviaron a Salónica a un hospital, y entretanto Alemania iba a capitular. Una tarde, a la hora de irse a los puestos de guardia, Ivan y diez movilizados de Alzas y Lorena se fueron del cuartel en un pelotón con el equipamiento militar. Desde calle principal en Tesalónica se fueron a las calles marginales y ahí los cautivaron y desarmaron los miembros del movimiento griego de resistencia ELAS[1]. Ésos los llevaron a una aldea. Ivan y sus compañeros tenían hambre y no sabían qué iba a pasar con ellos.

Cuando los ingleses ocuparon Tesalónica, los partisanos griegos decidieron entregar a los cautivos a los ingleses, y ellos los llevaron a Taranto en Italia como antiguos movilizados de Alemania. A Ivan lo llevaron posteriormente al campamento Carbonara cerca de Bari. Ahí se quedó durante tres meses con de los ingleses. Se puso el uniforme inglés, no era armado, pero se consideraba soldado del ejército inglés. Más tarde lo enviaron a Santa Cesarea cerca de Gallipoli al extremo sur de Italia, donde estuvo el campamento militar y para civiles. El día 7 de mayo de 1945 a los prisioneros los llevaron a Eboli – ahí ya estaban también los chétniks del pelotón de Litoral y de Notranjska que se habían retirado a través de Soča y se rindieron a los Aliados en Furlania. Ahí estaban en los puestos de guardia, trabajaron en talleres y por lo que le pagaran parcialmente. La comida era excelente y los trataban bien.

En septiembre de 1945 los mandaron de Eboli al sur de Nápoles al campamento Lammie Camp – el mayor base inglés para el Mediterráneo. Dentro del campamento tenían el campamento esloveno y la bandera yugoslava sin estrella. Estaban en uniformes y tenían sus oficiales. Todo estaba en orden y disciplina, también hacían deporte. Además, ahí estuvo un cura castrense, Ignacio Kunstelj, que más tarde se fue a Gran Bretaña. El campamento también lo visitaron a un nivel alto los funcionarios antiguos, entre ellos el ministro Dr Miha Krek. Desde el campamento Lammie Camp los mandaron al campamento Trani cerca de Bari, a un cuartel antiguo donde se encontraban también unas familias eslovenas. Los que sentían morriña, regresaron a casa. En 1948 Ivan se fue a Argentina junto con 250 jóvenes – antiguos eslovenos movilizados.


[1] ELAS – Ellinikos Laïkos Apeleftherotikos Stratos, Ejército Popular de Liberación Nacional


Grabado: noviembre de 2013, Buenos Aires (Argentina)

Conversación conducida y grabada por: Renato Podbersič

Preparación para la publicación: Mirjam Dujo Jurjevčič