Contacto – info@scnr.si

Ivan Lavrič

Ivan Lavrič nació en 1928 en la aldea Hrib, en Loški Potok. Su padre trabajaba más que veinte años en Francia y no regresó a casa antes de 1947. En breve se jubiló, pero pronto se enfermó y murió por cáncer. Mamá heredó de él la pensión yugoslava y francesa. Quisieron quitárselas, pero la ley lo impidió.

Durante la ofensiva alemana en el otoño de 1943 Ivan tenía quince años. Mamá le ordenó que escondiera la escopeta de sobrino. Por cierto, el sobrino se escondía porque huyó de los partisanos. Los alemanes buscaban el arma escondida y amenazaron que iban a llevar al abuelo si no se les entregase la escopeta. A pesar de que Ivan les entregó la escopeta, lo arrestaron y llevaron a Trieste con aproximadamente cien otros hombres. De ahí enviaron a Ivan a Liubliana, donde se empleó en el ferrocarril. Les suministraron la comida. Los cautivos también tuvieron la oportunidad de ganar un poco. Luego fueron trasladados de nuevo a Trieste. Ahí lo movilizaron e incorporaron en la guardia costera. Tuvieron preparaciones militares rápidas y después de eso los distribuyeron en los puestos.

En el octubre de 1944, al volver de las vacaciones del Litoral, su madre se fue a Ribnica durante la noche para encontrarse con él. Alguien anunció que la mamá se fue de la casa, por lo cual los partisanos rodearon la casa. Mamá oyó estallidos y se paró a unos kilómetros de la casa. Regresó a casa apenas el día siguiente, pero los partisanos seguían esperándola. La llevaron a Kočevje y la invitaban durante nueve meses a los interrogatorios en Črnomelj.

A finales de la guerra Ivan se retiró con su compañía hacia Italia. Luego lo trasladaron a varios campos de refugiados en el sur de Italia y de ahí a Alemania. En Alemania los emplearon como leñadores y talaron los árboles en los bosques. Estaban sometidos a vigilancia militar inglesa. En diciembre de 1947 los trasladaron de Alemania a Inglaterra. En aquella época Ivan tenía aproximadamente veinte años.

Cada uno tuvo que decidir dónde iba a trabajar: en una mina, industria siderúrgica o en las granjas. Mayoría se fue a trabajar en las minas, porque pensaban que iban a ganar más. Ivan trabajó en una mina durante diez años. Pronto empezó a enviar a casa los paquetes con ropa y otras cosas, pero dentro de poco, mamá le avisó que dejara de enviarlos, porque para ellos tenía que pagar más de lo que valía su contenido.

En Inglaterra conoció a una muchacha de Véneto. En 1958 se casó y formó una familia.


Grabado: 13 de abril de 2011, Londres (Gran Bretaña)

Entrevista realizada y grabada por: Renato Podbersič

Preparación para la publicación: Mirjam Dujo Jurjevčič y Marta Keršič