Contacto – info@scnr.si

Ivan Hauptman

Ivan Hauptman nació en 1930 en Liubliana. Pasaba sus años de infancia en Stična en la Baja Carniola. Era el menor de los siete hijos. A cuatro de ellos no llegó a conocer, ya que habían muerto a causa de enfermedades antes que él naciera. Su padre era oficinista de correos en Liubliana. Tenían una pequeña granja y vivían de lo que cultivaron. Los hermanos mayores Tone (nació en 1921) y Vinko (nació en 1926) eran alumnos del liceo en Liubliana. Ivan disfrutaba en la compañía de los coetáneos, y en la casa también ayudaba con varios quehaceres. Iba a la escuela en Stična.

El día 8 de abril de 1941 el secretario municipal avisó a los lugareños que los alemanes atacaron y bombardearon Belgrado. En aquel entonces Ivan ni siquiera cumplió once años. Dentro de una semana el ejército yugoslavo capituló. Los italianos ocuparon la Baja Carniola y se alojaron en Ivančna gorica. Era permitido moverse tan solo unos kilómetros de la casa. Los italianos reaccionaron a las provocaciones partisanas con represalias. Los partisanos reprocharon a los miembros de la familia de Ivan que estaban colaborando con el ocupante. La visita del médico italiano, quien vino a examinar la pierna enferma de Ivan, la consideraban como colaboración. Debido a la pierna enferma, Ivan tuvo que irse a Liubliana por una operación quirúrgica urgente.

Cada vez más llegaban las noticias que los partisanos mataban a la gente, también en Stična y alrededores. El 26 de mayo de 1942 atentaron contra el profesor Ehrlich. El hermano de Ivan comentó: «Ahora estoy convencido que detrás de los partisanos están los comunistas.»

Tone, el hermano de Ivan, sucumbió ya durante la guerra como miembro de la Guardia Nacional. Su otro hermano Vinko también era el miembro de la Guardia Nacional. Después de la ofensiva alemana, en noviembre de 1943 la familia que vivía en un temor constante, se mudó a Liubliana. Ivan se matriculó en el liceo.

A finales de la guerra estaban convencidos de que iban a abandonar la patria como refugiados y que eso no durará más que unas semanas. Resultó que era para siempre. Se fueron en un carruaje hacia Kranj y más tarde hacia Tržič. Después de unos días llegaron hasta Vetrinj. El hermano Vinko estaba con los miembros de la Guardia Nacional e Ivan logró visitarlo. Después de eso a Vinko lo regresaron a Yugoslavia y lo mataron.

El médico Dr. Janez Janež llegó a contárselos lo que estaba pasando con los miembros de la Guardia Nacional que regresaron. En la pena y aflicción la gente se refugiaba en la oración; la iglesia en Vetrinj estaba llena todo el tiempo. A los Hauptman más tarde trasladaron al campo de refugiados Špital. Mamá persuadía a Ivan que continuara con el liceo, pero tenía más entusiasmo con labores manuales, por lo cual al final terminó escuela de artesanía. Hizo el examen de la mecánica de precisión y aprendió muchas cosas que le resultaron muy útiles en su trabajo.

Al llegar a América empezó a trabajar en una chatarrería. Luego trabajaba en una empresa siderúrgica durante muchos años. Con una gran diligencia y aptitud, en 1959 con sus amigos estableció la empresa Sunset Industries que hoy la gestionan sus hijos Tone y Peter con sus amigos. Producen las partes para la industria automotriz e industria aeronáutica.

Los padres de Ivan murieron en 1954, en un período de seis semanas. Ese dolor para ellos era insuperable, pues perdieron todo lo que crearon en Eslovenia. Ivan se casó con Pavla Arnež y con ella tuvo dos hijas y dos hijos: a Tone, Metka, Marjanca y Peter.

Ivan era uno de los refugiados de posguerra a los que los tiempos de guerra afectaron y marcaron profundamente. Después de llegar a América del Norte, llegó a ser un emprendedor exitoso y creaba grandes proyectos. A la vez no dejaba de ser modesto y de conservar el amor por el pueblo esloveno, su idioma y cultura y la tierra natal. Tenía muchos amigos con los cuales tenía buena colaboración. Participó activamente en la comunidad eslovena, en la vida cultural, en el coro Korotan y en las parroquias de Sv. Vid / San Vito y Marija Vnebovzeta / la Santa María de la Asunción en Cleveland. Era conocido por su valentía, también era benefactor y patriota. Murió del 18 de marzo de 2021 en Cleveland a sus 90 años.


Grabado: 14 de octubre de 2011, Cleveland (EE. UU.)

Entrevista realizada por: Marta Keršič, cámara Jelka Piškurić

Preparación para la publicación: Marta Keršič y Mirjam Dujo Jurjevčič