Contacto – info@scnr.si

Ivan Drajzibner

Ivan Drajzibner nació en 1926 en la aldea Sladki Vrh en Estiria. En 1942 lo movilizaron a las Juventudes Hitlerianas y lo enviaron a Spittal ob Dravi por tres meses. Luego lo dejaron ir a casa. En 1943 recibió la notificación sobre el reclutamiento a la unidad de SS (Schutzstaffel), pero él y su vecino, al que también invitaron, perdieron el tren. Pasados unos meses lo reclutaron al Reichsarbeitsdienst – servicio del trabajo del Reich. Estaba en servicio en la Chequia cerca de Praga, al igual que en Eslovaquia. Entre los movilizados, además de alemanés, se encontraban también los checos, polacos, austriacos y eslovenos. Ahí pasó seis meses y luego lo mandaron a Wehrmacht, ejército alemán, a una unidad de artillería. Estuvo a punto de partir a la frente rusa, pero justo entonces le salieron forúnculos y tuvieron que hospitalizarlo. A su regimiento lo enviaron a la frente rusa. Una vez recuperado, a él lo enviaron a Francia, a la Costa Azul, así que para él no era tan grave. Entre los movilizados de nacionalidades diferentes, se llevaba lo mejor con los franceses de Alzas y Lorena. Había muchos polacos, austriacos y alemanes movilizados. En febrero de 1944 lo enviaron a casa de vacaciones. Pero les advertían que desalojarán a familias enteras de los que no regresen de vacaciones. En su pelotón estaban tan solo cuatro eslovenos movilizados. Ahí conoció al general alemán Erwin Rommel que llegó a revisar a los cañones y fortificaciones. Según el testimonio de Ivan, el general Rommel era un hombre modesto que comía lo mismo que los soldados, se sentaba con ellos y preguntaba cómo era la comida y cómo les trataban los superiores. Ivan todo el tiempo planeaba desertar cuanto antes, porque no quería luchar por los intereses ajenos.

En 1944 la frente empezó a derrumbarse debido al desembarque de los Aliados. La unidad en la que estaba Ivan empezó a retirarse organizadamente rumbo a norte, hacia Alemania. De día se escondían, y de noche se retiraban. Él y su compañero de ejército, oriundo de Prlekija, pensaban escapar a Suiza, pero no lo hicieron, lo que posteriormente resultó más conveniente. Mejor dicho, no sabían que los alemanes acordaron con los suizos que devolviesen a cada soldado que escapara. Los alemanes seguramente los hubieran matado por desertores. A finales de septiembre de 1944, cuando otros soldados alemanes se retiraban, ellos dos se escondieron en una trinchera. Los capturaron los soldados franceses, miembros del ejército del general De Gaull. Como cautivo militar tenía que descargar los obuses pesados de los trenes. Catorce días más tarde los entregaron a los estadounidenses. Ésos los llevaron a Marseille y luego al cautiverio a un campamento en Averso en Italia. Ahí no le pasó nada malo; descansaban en las tiendas de campañas y estaban provistos de buena comida. Entre ellos estaban aproximadamente ochocientos eslovenos que una vez fueron movilizados forzosamente. En Averso se quedaron hasta el enero de 1945; después los entregaron a ingleses. Los trasladaron al campo de cautivos cerca de Brindisi, y en frente de ellos estaba el hospital partisano al que llevaban a los que eran gravemente heridos en Dalmacia. A inicios de febrero de 1945 se les acercó el oficial partisano, los invitó que se alistasen a los partisanos y les dijo que el que no se presentara, mejor que no regresara a casa. Se presentaron todos. Pero en ese período los visitó el sacerdote esloveno Dr. Matija Šaruga de Roma y les advirtió que no regresaran a casas, porque los alemanes los matarían a todos como soldados de brigadas de ultramar, si desertasen y se fueran a luchar en filas partisanas. Por eso se borraron de lista. De los ochocientos cautivos a las brigadas de ultramar se alistaron tan sólo cuarenta.[1] Según lo que Ivan más tarde llegó a saber, casi todos los que entonces se habían ido perdieron su vida en unidades partisanas.

A finales de guerra los ingleses invitaron a los cautivos del campo que se alistasen al ejército inglés, lo que hicieron varias centenas, entre ellos también Ivan. Para los ingleses y estadounidenses transportaban el material militar de Italia a Austria y Alemania a la zona de ocupación inglesa y la estadounidense. Los oficiales ingleses los trataban bien, estaban bien provistos y recibían el mismo sueldo como los soldados ingleses. Estaban armados, recibían buena comida y cada soldado estaba provisto de dos uniformes. Eso fue después del fin de la Segunda Guerra Mundial hasta el año 1947.

Ése fue el año de la retirada de los ingleses de Italia, por lo cual ya no los necesitaban. Tuvieron que entregar los uniformes y las armas. Los enviaron a los campos de refugiados para los civiles. A Ivan le tocó el campo de refugiados Senigallia en el que se quedó dos años. De la organización internacional humanitaria Administración de las Naciones Unidas para el Auxilio y la Rehabilitación (United Nations Relief and Rehabilitation Administration – UNRRA) les avisaron que los que estaban en el ejército alemán pueden libremente regresar a sus casas, que nada les iba a pasar. Decidió irse al extranjero. En el año 1947 se casó en el campo de refugiados. En 1949 en Bremerhaven embarcaron rumbo a Argentina. Ivan no hablaba español, pero el conocimiento del italiano le era bastante útil. Primero estaba cerca de Buenos Aires, y ahí trabajaba para un antiguo inmigrante alemán. Le daba de comer y también le pagaba bien. Tres años más tarde se fue a San Carlos de Bariloche donde ya estaban unos chicos que los conocía de antes. Entre ellos había muchos antiguos soldados alemanes, al igual que cuatro antiguos oficiales alemanes, también Erich Priebke[2] quien era el vecino de Ivan y lo conocía en persona. A Ivan le gustó mucho más en San Carlos de Bariloche que en el caliente Buenos Aires. Empezó a trabajar como cuidador de tres mansiones en un centro vacacional Llao LIao. Ahí pasó ocho años y ganaba mucho. Luego era importador de los esquíes Elan, también visitó varias veces las fábricas de Elan en Eslovenia. Pero cuando otros también empezaron a importar a los esquíes, ya no era rentable. Ivan visitó Eslovenia por primera vez en el año 1971. Entonces vinieron los oficiales de la UDBA a su casa y lo preguntaban si conocía a una u otra persona. Les respondió que los conocía, pero que seguramente los conocían ellos también; que de otra manera no le habrían preguntado sobre ellos. Después de eso lo dejaron en paz. Regresaba a Eslovenia cada dos años. En Argentina se formó una familia. Hablaban en esloveno todo el rato, por lo cual no tenían ninguna dificultad. Mantenía el contacto con el idioma esloveno leyendo las revistas Svobodna Eslovenia (Eslovenia Libre), Ognjišče (El Hogar) y Družina (La Familia). Ivan dice que si en Argentina «hablas algún idioma extranjero te respetan aún más, ya que te consideran más inteligente» y añade que los eslovenos siempre eran muy respetados en Argentina.


[1] Brigadas de ultramar fueron las unidades militares formadas como parte del ejército yugoslavo fuera del territorio yugoslavo en las áreas de los Aliados occidentales y bajo su supervisión, sobre todo en Italia. Las cinco brigadas de ultramar constaban de aproximadamente 27.000 luchadores que fueron movilizados durante la guerra a los ejércitos de Italia y Alemania, al igual que a las fuerzas armadas de Reino de Yugoslavia, o fueron internados en el extranjero. En esas brigadas cayeron aproximadamente mil partisanos. Véase »Prekomorske brigade NOVJ, Wikipedia – la enciclopedia libre, última visita en enero de 2022, https://sl.wikipedia.org/wiki/Prekomorske_brigade_NOVJ.

[2] Erich Priebke era capitán de las SS y criminal de guerra. Era responsable de la masacre en las Fosas Ardeatinas cerca de Roma en las que fueron matados 335 civiles en el año 1944. Después de la guerra huyó a Argentina que lo extraditó a Italia en 1995 y ahí le juzgaron. Por esa matanza a Priebke lo condenaron a prisión perpetua en 1998. Por su edad avanzada, cumplía la sentencia en la prisión doméstica en su apartamento en la capital italiana. Murió en octubre de 2013 a los cien años. Véase G. V., «Umrl nacistični zločinec Erich Priebke» (Murió el criminal nazi, Erich Priebke, RTVSLO.si, última visita en enero de 2022, https://www.rtvslo.si/svet/umrl-nacisticni-zlocinec-erich-priebke/319901.


Grabado: diciembre de 2013, San Carlos de Bariloche (Argentina)

Entrevista realizada por: Renato Podbersič y Tino Mamič, cámara: Renato Podbersič

Preparación para la publicación: Mirjam Dujo Jurjevčič