Contacto – info@scnr.si

Frančiška Kočar y Marija Petek, de nacimiento Kopač

Frančiška Kopač, apellido de casada Kočar, nació el 17 de enero de 1921, mientras que Marija Kopač, con apellido de casada Petek, nació el 30 de septiembre de 1928 como la menor entre los nueve hijos. En su familia nacieron también cinco hermanos: Franc, Anton, Ivan, Mavricij, Albin y hermanas Ivanka y Ana.

Al hermano Mavricij lo llamaron al ejército alemán, pero lo mandaron al hospital de Salzburg, porque fue herido en la frente rusa. Pidió a los familiares que le enviaran ropa de paisano y los documentos, porque quería regresar a casa. El padre se lo llevó a Domžale todo lo que les había pedido, para que se lo enviaran de ahí. Alguien avisó a los partisanos que el padre estaba en Domžale, así que ya lo estaban esperando cuando llegó a casa y lo llevaron a la interrogación a Slivna cerca de Vače. Los familiares recibieron el mensaje que trajeran ropa y comida. Cuando Frančiška y Marija lo trajeron, las detuvieron. Mamá pidió a un granjero de una aldea vecina que las llevara a casa. Entre tanto los partisanos se fueron con padre a Dolenjska / la Baja Carniola, pero lo dejaron en un bosque porque estaba enfermo. El día siguiente lo encontró otro grupo de partisanos y lo llevaron al hospital de Črnomelj en una carreta. Lo atendió un médico de Moravče que le dio al padre los papeles de alta para que pudiera irse a casa. Pasado un mes regresó a su familia.

Al hermano Anton lo movilizaron los partisanos. En Tuhinj vio que los partisanos asesinaron a una familia, por lo cual decidió escapar. Los alemanes lo detuvieron y lo mandaron al trabajo forzoso en Ljubelj. Ahí trabajaba en la construcción del túnel de Ljubelj. En 1944 se alistó a la Guardia Nacional. Después de la guerra Mavricij y Anton se fueron a Vetrinj y de ahí lo mandaron a Teharje. El 16 de julio de 1945 a Mavricij lo llevaron del campo de Teharje, probablemente a lugar de ejecución en la mina de Hrastnik. Anton estaba muy enfermizo, pero llegó a vivir amnistía. A los que sobrevivieron en Teharje los llevaron al campo de concentración Šentvid nad Ljubljano, más precisamente al edificio «Škofovi zavodi», y de ahí a las cárceles judiciales en la calle Miklošičeva. Al cabo de seis meses a Anton lo dejaron ir. Estaba completamente exhausto. Se fue a Domžale a unos parientes que le dieron ropa, y después se fue a casa. La casa estaba atracada, las propiedades confiscadas, pero a pesar de todo logró continuar su vida en la casa.

La familia durante ese tiempo estaba en Vetrinj. También el padre Franc y la madre Ivana huyeron a Carintia austríaca por las amenazas de los partisanos, ya que los hijos eran miembros de la Guardia Nacional. En su camino de exilio la familia se paró en los campos de refugiados Vetrinj y Lienz. Ahí se quedaron un año y medio, y posteriormente se fueron a Špital. Padre y madre regresaron enfermos a casa con hija Ivanka. Francka, Ana, Marija e Ivan emigraron a Argentina en diciembre de 1948 después de tres años en exilio. Los padres murieron en su casa: el padre en 1958 cuando tenía 71 años y la madre Ivana en 1963 a los 74 años. En Eslovenia se quedaron también el hijo mayor Franc, Anton e Ivanka.


Grabado: noviembre de 2013, Buenos Aires (Argentina)

Colaboración en la conversación: Renato Podbersič y Tamara Griesser Pečar, cámara: Renato Podbersič

Preparación para la publicación:  Mirjam Dujo Jurjevčič