Contacto – info@scnr.si

France Resnik

France Resnik nació el 15 de octubre de 1926 en Trebelno pri Palovčah. Al terminar la primaria en Šenčur aprendía para ser chapista. En mayoría trabajaba en los techos de los edificios en varios lugares, desde Šenčur hasta Jezersko, Šentvid, Domžale y Kamnik. Lo llamaron a Reichsarbeitsdienst – servicio del trabajo del Reich y ahí se quedó desde el 7 de agosto de 1943 hasta el febrero de 1944. Solicitó aprobar el examen de aprendiz, pero le dijeron que lo iba a hacer una vez después de su servicio en Reicharbeitsdienst. Al cabo de seis meses habría ido de vacaciones a su casa, pero a muchachos de Alta Carniola no permitieron, porque ahí había muchos partisanes. Durante catorce días limpiaban chozas y alrededores. A France luego lo movilizaron en el ejército alemán. Eligió infantería. Lo enviaron a Ansbach cerca de Nürnberg; ahí se quedó durante un mes y medio y luego se fue a Francia de sur, a Costa Azul. Se alojaron en la localidad Vence cerca de la frontera italiana – ahí tenían maniobras militares. Posteriormente los llevaron a Antibes, pasaron catorce días en un hotel y después de eso continuaron con las maniobras militares. De ahí los enviaron a la costa, a las posiciones de «Stichpunkt» para esperar a los Aliados y realizar maniobras. «Me acuerdo cuando una vez un barco se acercó a 250 m; yo estaba de guardia y pregunte al comandante del pelotón qué hacer, si un barco se acercase tanto. Dijo que había quedarse tranquilo y que no disparara. Era un barco inglés y eso sucedió en agosto de 1944. El barco se fue, nosotros nos quedamos tranquilos, pero ellos (los Aliados, N. del A.) sí dispararon al puesto de vecino de Stichpunkt. Al puesto donde estaba yo no dispararon.»

En agosto de 1944 se fueron a puestos rumbo a Niza. Todo el tiempo estaban expuestos al riesgo de los ataques de partisanos, lo que sí sucedió varias veces, pero no surgió ninguna lucha. A través de los Alpes se fueron caminando a Italia y se distribuyeron por más tiempo en las costas de Savona e Imperia. Recibieron el mandato para ir adelante. Caminaban sólo de noche, para que no los vieran, y se escondían. Cada noche avanzarían unos cuarenta o cincuenta kilómetros. Alcanzaron Genoa y permanecieron ahí durante una semana, tenían también maniobras militares. Luego los trasladaron a La Spezia, se fueron caminando hacia Livorno, y de ahí a Castelnuovo hacia montañas en las que pasaron Navidad y Nochevieja. Los soldados alemanes los trataban bien, jamás los acosaban porque eran los eslovenos de Alta Carniola.

A finales de guerra France se rindió. Mientras estaba de guardia, se le acercó un joven de Prlekija y le dijo que él y un amigo se iban a rendir y que los acompañase. Porque estaba de guardia, tendría que arrestarlos o dispararlos, pero en vez de eso se fue con ellos. Luego los cautivaron los soldados estadounidenses. Los llevaron a Livorno, y más tarde a Florencia. Ahí permanecieron durante un mes y fueron interrogados. Entonces los enviaron al campamento Aversa cerca de Nápoles; ahí había aproximadamente entre ochocientos y novecientos eslovenos movilizados. Los trataban bien. Después de tres semanas los llevaron a Grumo cerca de Bari y de ahí al campamento para civiles Tricase. En Grumo los ingleses los invitaban que se alistasen a los partisanos yugoslavos, pero France lo rechazó. Se fue a Argentina y encontró un trabajo. A Eslovenia volvió por primera vez en 1970. Cada vez que volvía a casa, no tenía ningún problema con las autoridades.


Grabado: noviembre de 2013, Buenos Aires (Argentina)

Entrevista realizada y grabada por Renato Podbersič

Preparación para la publicación: Mirjam Dujo Jurjevčič