Contacto – info@scnr.si

Ferdo Bidovec, 1908–1930

(legado de Majda Kompan Colja)

Ferdo Bidovec era patriota esloveno y organizador de la resistencia antifascista. En Trieste, en el primer proceso triestino en septiembre de 1930 ante una tribual especial de la seguridad de estado lo condenaron a muerte con fusilamiento, al igual que a Fran Marušič, Zvonimir Miloš y Alojz Valenčič. Lo fusilaron el día 6 de septiembre de 1930 en el campo de tiro en Bazovica. Era uno de los primeros que se resistieron a la dictadura italiana y fascismo. Después del cierre de las sociedades eslovenas en 1927 actuaba ilegalmente, en la organización Borba (Lucha). Cuando terminó el servicio militar en 1929, llegó a ser miembro de la junta directiva de Borba que organizó una serie de actividades antifascistas. Para su contribución en la lucha victoriosa contra el fascismo y la fidelidad a la eslovenidad en los peores tiempos de la colonización cultural, en 1997 póstumamente fue galardonado con la Condecoración honorífica de la libertad de la República de Eslovenia.

Centro de Estudios para la Reconciliación Nacional guarda los originales de las cartas singulares y de contenido abundante de Ferdo Bidovec, a las que escribía desde Roma para su familia desde el fin de mayo hasta el agosto de 1930, al igual que sus fotografías de juventud. Su sobrina Majda Kompan Colja regaló las cartas y fotografías al Centro de Estudios. En la colección conservamos también los escritos, artículos periodísticos y los documentos acerca de la lucha antifascista, organización TIGR y las víctimas de Bazovica, reunidos por Kompan Colja. Los materiales testimonian también sobre la historia de la señora Kompan Colja.

Pensamientos:

«No se preocupen por mí en absoluto. Mantendré mi serenidad de siempre sin desaliento alguno, ya que no tengo tiempo para tener miedo.» Ferdo Bidovec, en la carta a su padre, Roma, 21 de agosto de 1930

«Todo termina una vez y espero que también esta vida aquí se acabe. El día más feliz en mi vida sin duda va a ser cuando pueda abrazarlos a todos en la libertad, cuando se rompan las cadenas de esta vida de hoy.» Ferdo Bidovec en la carta a su mamá, Roma, 1 de agosto de 1930

«Suplicaba mucho a las autoridades que no le hicieran daño, ya vosotros no sabían nada sobre mis asuntos. De todo corazón les deseo que así sea de verdad y que sea yo el único quien asume las consecuencias y nadie más de nuestra familia.» Ferdo Bidovec en la carta a su familia, Roma, 9 de mayo de 1930

«Esperemos que el futuro nos traiga días mejores de los que son en el presente. Yo sí tengo esperanza sobre eso, ¿y tú? No te creas todo lo que ponen en los periódicos. He leído sólo uno y me basta para formar mi opinión de todos los demás. Tan sólo nos quedan valentía y esperanza para que nos veamos cuanto antes, porque el diablo jamás es tan negro como lo pintan.» Ferdo Bidovec en la carta a su mama, Roma, 30 de mayo de 1930

Las citas son de las cartas de Ferdo Bidovec, escritas en la cárcel a su familia. Las tradujo Nadia Roncelli para el libro Po domovih kraških vasi so zagorele svečke.

Enlace hacia la lista (documento de Excel)


Preparación para la publicación: Neža Strajnar