Contacto – info@scnr.si

Cirila Traven Kermavner

La señora Cirila Kermavner nació en 1931 en Liubliana. Durante un tiempo vivía en Liubliana. Luego vivía con su madre en Alta Carniola, pero después de eso volvió a Šentgotard cerca de Trojane donde su padre era alcalde. Tenía diez años cuando inició la Segunda Guerra Mundial. Trae memorias bonitas a su educación en Lichtenturn, orden de las Hermanas de la Misericordia de san Vicente de Paúl.

Aunque todavía era una niña, entendía bien lo que sucedía en su entorno, porque en general se relacionaba con mayores. Oyó de numerosos asesinatos y sentía compasión por todas las víctimas, sin importancia del bando del que procedían.

Tenían una de las granjas más modernas en Eslovenia, por lo cual ahí venían numerosos visitantes importantes e interesantes para ver esa granja tan avanzada. Según ella, los visitó incluso uno de los colaboradores más cercanos de Hitler y el ministro alemán de propaganda Joseph Goebbels. En posguerra por la visita de Tito y Jrushchov tenían que derrumbar la capilla en la granja. Cirila en aquel entonces de todas formas no estaba en casa, porque se fue con los refugiados en mayo de 1945 a Carintia. Cirila incluso se acuerda que, en una ocasión, cuando era niña, por casualidad la recibió el mismo Hitler.

Después de la guerra se retiró con la madre y parentela a Carintia, a campo de refugiados Vetrinj. Dijeron que se iban por catorce días, pero luego resultó que era más que setenta años. El dolor de estómago la salvó del transporte a Yugoslavia y así sobrevivió. Muy pronto llegaron a saber lo que les pasó a los miembros de la Guardia Nacional y civiles que regresaron. A todos los invadió un sentimiento de tristeza. Oración ayudó a la gente a sobrevivir. A Cirila la trasladaron de Vetrinj a Lienz y luego a Spittal. En 1949 se mudó con su madre a los EE. UU. Luego las acompañó también el padre. Los lugareños no los acogieron bien y suponían que habían manchado sus manos con la sangre. Cirila se casó con su novio esloveno (en diciembre de 1950) al que lo conocía desde antes. Empezaron una vida nueva y eran felices y satisfechos.


Grabado: 23 de noviembre de 2016, Cleveland (EE. UU.)

Entrevista realizada por: Renato Podbersič, cámara: Boštjan Kolarič

Preparación para la publicación: Marta Keršič y Mirjam Dujo Jurjevčič